viernes, febrero 16, 2007

¿Se está aburriendo El Niño?


Aclaración: la foto no forma parte del boletín del CIIFEN. Si alguien considera que ilustrar con esta foto un documento sobre "El Niño", viola los derechos del menor, yo asumo la responsabilidad. No vayan a meter al CIIFEN.

Sí: El Niño se está aburriendo de acuerdo con el último boletín del CENTRO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIONES PARA EL FENÓMENO EL NIÑO - CIIFEN

Si la temperatura del Pacífico Oriental comienza a descender, quiere decir, por definición, que están próximos a cesar, por lo menos en este año, los efectos de El Niño.

Condiciones Observadas al 15 de Febrero del 2007


El Pacífico Oriental experimenta un gradual descenso de la temperatura del mar, manteniendo algunos sectores con anomalías de hasta 1°C, frente a las costas de Chile y alrededor de las islas Galápagos. El contenido de calor superficial en el Pacífico Ecuatorial, disminuyó dramáticamente desde enero y consecuentemente aceleró la declinación del evento El Niño 2006-2007. Bajo la superficie del océano Pacífico ecuatorial, el calentamiento de los meses pasados ha sido reemplazado por masas de agua fría que se proyectan hacia Sudamérica.


Predicciones Globales de largo plazo


De 11 modelos globales 9 de ellos estiman el retorno a condiciones neutrales en el Pacífico a partir del mes de marzo del 2007. Las predicciones de las anomalías en la temperatura del mar realizadas por NOAA/CFS y el ECMWF estiman un descenso de la temperatura del mar a partir del mes de marzo a lo largo del Pacífico ecuatorial y cerca de la costa de Sudamérica. En relación a las lluvias, las salidas de los modelos de NOAA/CFS, ECMWF, UKMO e IRI coinciden en términos generales en estimar exceso de precipitaciones en el nordeste de la amazonía y lluvias cercanas o por debajo de los promedios en Centroamérica y el resto del oeste de Sudamérica.



Pronóstico Estacional Regional


Para el análisis del pronóstico estacional en América Central y el Oeste de Sudamérica, se han considerado los resultados de los foros climáticos de las respectivas regiones y fuentes relevantes dentro de las regiones como son el CPTEC y el ERFEN. El pronóstico estacional para el período Febrero-Abril 2007 del Oeste de Sudamérica, en el período Febrero-Abril 2007, estima mayores probabilidades de lluvias cercanas a los promedios históricos en costa del Ecuador, Perú, centro y oriente de Bolivia y zona central de Chile; mayores probabilidades de lluvias cercanas o por debajo a los promedios en Colombia, nororiente de Ecuador y zona altiplánica entre Bolivia y Chile. De acuerdo a los últimos resultados del Comité Regional de Recursos Hidráulicos del Sistema de la Integración Centroamericana se estima, mayores probabilidades de condiciones cercanas o por debajo de los promedios en la vertiente Pacífica de El Salvador, Costa Rica y Panamá, en tanto que en la vertiente Caribe de Costa Rica y Panamá se estiman mayores probabilidades de precipitaciones por encima del promedio.

Conclusiones


El océano Pacífico experimenta una rápida declinación del evento El Niño 2006-2007. Para el Pacífico oriental se estiman para las próximas semanas temperaturas del mar cercanas o ligeramente por debajo del promedio. Para el período Febrero-Abril 2007, se estiman mayores probabilidades de lluvias cercanas o ligeramente por debajo de lo normal en la vertiente Pacífica de El Salvador, Costa Rica y Panamá, Colombia, costa y nororiente de Ecuador y zona altiplánica entre Bolivia y Chile. En la vertiente Caribe de Costa Rica, Panamá y Venezuela se estiman mayores probabilidades de lluvias cercanas o por encima de los promedios.

2 Comments:

Anonymous Simón said...

Y los derechos del perrito que corre atrás.

8:49 p.m.  
Anonymous Rodney Martínez said...

Los eventos El Niño, están sufriendo una notable modulación en cuanto a sus efectos clásicos en algunas partes de Sudamérica. Aunque muchos le echan la culpa al Cambio climático (que se ha convertido en la panacea cuando no se puede responder un problema no resuelto o poco entendido del clima), una de las posibles razones que puedan explicar este comportamiento y que tiene cada vez más evidencias científicas, en la región, es la variabilidad decadal asociada al Pacífico.

Esto nos obliga a redefinir lo que consideramos como "normal", cuando establecemos las anomalías de lluvia o temperatura en tal o cual situación.

Este Niño 2006-2007 (que se perilaba hasta Diciembre como amenazante para la región andina y corroborado por el 90 de los modelos a nivel mundial, simplemente se consumió luchando por imponerse en el Oeste de sudamérica y luego iniciar una rapídisima desaceleración.

Que hubo Niño, pues sí que lo hubo, el proceso físico que lo describe, se dio pero la diferencia es que no afectó a los países de Sudamérica típicamente más impactados como antes, lo cual no significa que no hubo Niño, lo hubo y eso no admite discusión, pero los efectos y los impactos finales, fueron modulados por otras señales que todavía estamos lejos de comprender.

Los pronósticos globales estuvieron lejos de resolver lo ocurrido en nuestros países, concretamente Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, sólo actualizaron situaciones y pronosticaron a corto plazo, lo cual nos obliga a nievel regional y nacional a extremar esfuerzos para mejorar la rpedicción a largo plazo en nuestros países. Hay mucho trabajo por hacer y la predicción aumenta su incertidumbre.

Rodney Martínez

8:53 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home