lunes, mayo 31, 2010

GRANIZADA SOBRE LA CALERA

Sobre el páramo de Chingaza, cielo despejado y sol radiante, que poco a poco le van entregando el paisaje a las nubes.
Hacia el occidente, ruido de truenos y velos de agua, que resultaron ser una granizada que convirtió a La Calera en un paisaje nórdico, lamentablemente con consecuencias desastrosas para muchas familias.
Cuentan los que saben, que si bien una granizada de esa magnitud es excepcional (aunque no desconocida del todo en La Calera pues ya han ocurrido otras años atrás), las inundaciones no lo son. Y esto, fundamentalmente, porque la quebrada 'El Cementerio' y otras que irrigan el territorio que hoy cubre esa población, fueron canalizadas de manera arbitraria, sin tener en cuenta las dinámicas del agua. Al agua, entonces, no le queda opción distinta a 'tomarse las calles' cuando cae un fuerte aguacero. Y claro, peor aun cuando el granizo contribuye a taponar las alcantarillas, los desagues y los tubos de la canalización.
Mientras tanto en Bogotá...
Fotos: Gustavo Wilches-Chaux, Blanca Cecilia Castro,

1 Comments:

Blogger María Ángela Torres said...

Excelente Reportaje fotográfico. Ahí queda claro como es nuestro clima!

4:31 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home